El poder de los Juegos Olímpicos


No hay duda de que los medios de comunicación y su cada vez más amplia cobertura en directo de los eventos deportivos revolucionaron el significado y la importancia del deporte en la sociedad.

La épica de los Juegos Olímpicos se engrandeció con ello, pasando de ser el escenario de grandes hazañas deportivas a ser el lugar donde las tribus nacionales compiten por el triunfo de su propia identidad.

Pero la competición no se limita a la pista, las medallas y la gloria olímpica. La lucha por ser sede de unos Juegos es una lucha entre ciudades, entre países: todos son ya conscientes del enorme poder de branding de unos Juegos Olímpicos.

Quién no recuerda la lucha final y mediática que mantuvieron Río de Janeiro, Chicago y Madrid para conseguir su nominación como sede olímpica en 2016? Tan fuerte puede ser el impacto inmediato a ganar como el golpe por no hacerlo. Fue ese, precisamente, el primer revés de Obama como presidente. Para parte de la Opinión Pública, el resultado de la votación hablaba también de la imagen exterior de los EEUU.

Barcelona no sería lo que la gente identifica hoy con Barcelona sin los Juegos Olímpicos. La identidad de la ciudad está marcada a fuego por los JJOO del 92. Para España, Barcelona 92 fue crucial en la vertebración interna del país y la consolidación de su imagen exterior. Fue determinante para dar un vuelco a la marca del país.

Sin embargo, nada habría sido igual si los Juegos no hubieran sido parte de una estrategia en la que se alinearon perfectamente acciones internas y externas. España ha sido, sin duda alguna, uno de los mayores casos de éxito de una estrategia de marca país.

Ahora es Río, Brasil, el gran ejemplo a seguir y analizar: organizar el Campeonato Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos de 2016 significa tanto para la imagen de un país emergente que no hay nada en el planeta que, hoy en día, pueda hacer más por una marca nacional.

Los Juegos Olímpicos son capaces de generar en la ciudad que los alberga un impacto sin parangón. Ningún otro evento es capaz de contribuir en la creación y proyección de la imagen de una ciudad como los JJOO.

¿Por qué unas ciudades se han visto catapultadas por los JJOO y otras no? Por la concepción misma de la trascendencia del evento que ha tenido cada una, por el diseño de su estrategia global de marca y, sobre todo, por su ejecución.

Unos Juegos Olímpicos no generan por sí solos una marca que, además, sea sostenible en el tiempo. Eso lo hace la estrategia de branding y el rigor en su ejecución.

Barcelona entendió, diseñó y sigue ejecutando a la perfección un plan estratégico global. Fue la ciudad de los Juegos y hoy es mucho más que eso. La enorme personalidad de la ciudad cuenta ya con varios focos (sociales, económicos, deportivos, culturales…) que la proyectan permanentemente al exterior.
¿Entendió Atenas -sede de los Juegos de 2004- la fuerza olímpica de la misma manera, como palanca de desarrollo de su imagen?

 

The importance of sports for Country Branding, a blog by Marta Vallejo Arenaz

No hay duda de que los medios de comunicación y su cada vez más amplia cobertura en directo de los eventos deportivos revolucionaron el significado y la importancia del deporte en la sociedad.

La epica de los Juegos Olímpicos se engrandeció con ello, pasando de ser el escenario de grandes hazañas deportivas a ser el lugar donde las tribus nacionales compiten por el triunfo de su porpia identidad.

Pero la competición no se limita a la pista, las medallas y la gloria olímpica. La lucha por ser sede de unos Juegos es una lucha entre ciudades, entre países: todos son ya conscientes del enorme poder de branding de unos Juegos Olímpicos. Quién no recuerda la lucha final y mediática que mantuvieron Río de Janeiro, Chicago y Madrid para conseguir su nominación como sede olímpica en 2016? Tan fuerte puede ser el impacto inmediato a ganar como el golpe por…

View original post 371 more words

Advertisements

4 thoughts on “El poder de los Juegos Olímpicos

  1. El deporte muestra el desarrollo de un país, y es un reflejo de su propia marca. En Cuba, por ejemplo, llegó a emitir señales de branding que eclipsaban el resto.

  2. Sí, para Argentina es uno de los grandes motores de generación de marca. España es un gran ejemplo para eso, y si se sabe hacer sólido en el tiempo, puede salvar momentos de crisis de marca de país. En muchos sentidos, el deporte es un activo muy valioso de un país.

  3. Los Juegos Olímpicos son un sello de enorme valor para una ciudad. Casi resulta difícil no saber aprovecharlo. Vean el ejemplo de Londres, ya lo está haciendo, dando a conocer su adelanto sobre los planes de finalización de obras etc Estos serán unos de los Juegos mejor encauzados hacia la marca ciudad de toda la Historia, seguro.

    Creo que en este sentido los peores han sido los de Atenas 2004. No aportaron nada a la marca y reputación de la ciudad.

  4. Hay pocas cosas tan determinantes para lanzar la imagen de una ciudad. Es más, puede que ninguna sea tan determinante como la organización de unos Juegos Olímpicos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s